Dadme Justicia: Dumisani Dube

English / Español / GermanPortugues

Dumisani Dube (45) es proveniente de Zimbabwe, pero vive en Sudáfrica. Trabaja para una organización LGBT como consultor en Zimbabwe y en Sudáfrica, la cual organiza “Diálogo para el Cambio”: diálogo entre la comunidad LGBT y los líderes religiosos. Además, él es líder de la pastoral LGBT en su parroquia Católica.

Activismo parroquial para Gays y Lesbianas

Soy gay y soy católico. Estoy seguro de que nací gay, siempre supe que había algo diferente en mí. Tengo mucha suerte de participar siempre en parroquias que son muy progresistas. En nuestra parroquia de Johannesburgo hay un ministerio LGBT, el cual yo dirijo. La parroquia está en medio del centro de Johannesburgo, donde acuden muchas personas de diferentes países.

Al principio fue difícil, pues como líder mi número de teléfono se publicó en el folleto de la iglesia. Así es que algunas personas me llamaron y me acusaron de promover el satanismo y la abominación en la iglesia. Traté de verlo como una prueba de perseverancia y paciencia, traté de pensar: “Perdónalos, Señor, porque no saben lo que hacen”. Cuando empezamos a dialogar, algunas personas han llegado a entender, a aceptar a la comunidad LGBT, y algunas personas incluso han recomendado nuestro grupo a otros, algunos incluso a sus propios hijos, porque han visto cómo somos y cómo trabajamos.

Peor que Cerdos y Perros

En Zimbabwe, la criminalización de las relaciones entre personas del mismo sexo es un gran problema. Es condenable desde los 14 años, si eres atrapado en el acto, o si alguien lo denuncia. Esta es la ley. Nuestro ex-presidente Robert Mugabe solía decir que los gays y las lesbianas son peores que los cerdos y los perros, porque los cerdos y los perros saben exactamente quién es su pareja sexual.

Hubo mucho hostigamiento hacia gays en Zimbabwe. La oficina de una organización que lucha por los derechos de gays y lesbianas fue allanada. Los miembros del personal fueron detenidos, algunos tuvieron que abandonar el país.

La constitución penaliza la homosexualidad. Nuestro objetivo es fortalecer los derechos humanos, independientemente de la raza, el género o la orientación sexual.

Los homosexuales son raptados, abusados y chantajeados

En Sudáfrica, hay cosas que requieren ser implementadas política y socialmente. La constitución ha despenalizado oficialmente las relaciones del mismo sexo, pero todavía hay violaciones colectivas de lesbianas en Sudáfrica. Los homosexuales son violados, asesinados, abusados sexualmente, chantajeados, pierden sus puestos de trabajo, sólo a causa de su orientación sexual. La gente vive “en el armario”, ocultan su sexualidad por completo. Muchos bisexuales viven al amparo de relaciones heterosexuales. La gente todavía tiene miedo de ser visibles como una persona gay o bisexual por miedo a perder perder sus familias, niños, amigos.

Los medios de comunicación pueden destruirte

En ambos países, Zimbabwe y Sudáfrica, los medios de comunicación son un gran problema para la comunidad LGBT. Si sólo existe el rumor de que alguien sea homosexual será un tema de interés de los medios, de una manera muy negativa. Van a tratar por todos los medios de destruirte. En Zimbabwe hay una necesidad de capacitar a los medios sobre cómo informar respecto a los temas LGBT. Puede haber una mejor manera. Cuanta más gente lea de una manera negativa sobre los temas LGBT, más personas se reunirán con ira y fobia contra las personas LGBT – a causa de lo que leen.

Diálogo y el entendimiento pueden cambiar una vida

Para hacer que suceda el cambio, es importante establecer diálogos. Los diálogos son muy importantes, pueden cambiar las perspectivas de los pueblos. Los diálogos pueden hacer que la gente vea lo que de otro modo no ve. El intercambio de experiencias puede cambiar la vida de alguien. Hablando con la gente y entender lo que están experimentando realmente puede cambiar la vida de alguien.

Sin embargo, no podemos esperar cambiar la perspectiva de las personas sólo mediante el diálogo. Hay personas que dicen o hacen cosas malas desde la ignorancia, desde el no-saber, pero también existen aquellas personas que llevan diciendo y haciendo cosas malas por terquedad. A este segundo grupo de personas, debemos obviarlos y tratar de ignorarlos. Al resto, podemos tratar de mostrar y decirles lo que no saben. Y, paso a paso, la gente entenderá.

This entry was posted in Testimony. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *